viernes, 6 de junio de 2008

Hoy el mundo es un poco mejor


Más de 100 gobiernos han aprobado en Dublín el texto de un tratado internacional para prohibir las bombas de racimo.
El documento, aprobado por consenso, prohíbe este tipo de armamento de forma categórica y hace ilegal, a partir de su entrada en vigor, la fabricación, uso, posesión o venta de bombas de racimo, por ser armas que causan daños inaceptables a las poblaciones civiles.
Establece fechas y plazos claros para la destrucción de los arsenales y una de las cosas más importantes, se establece la obligación para los estados de proporcionar a las víctimas:
- Asistencia médica
- Rehabilitación y apoyo psicológico
- Tener en cuenta las consideraciones de sexo y edad
Cada Estado parte debe desarrollar para ello un plan nacional, calendarios y presupuesto.
Desde Greenpeace queremos agradecer la implicación y el apoyo de las cerca de 20.000 personas que firmásteis el manifiesto ya que sin la tremenda presión de las organizaciones sociales estamos convecidos de que muchos gobiernos no habrían reaccionado.
Hoy el mundo es un poco mejor.
Gracias.

Greenpeace es una organización política y económicamente independiente que financia campañas como esta mediante las aportaciones de sus socios.
Si no eres socio, ¡Únete a Greenpeace!
Si ya eres socio, ¡Ayúdanos con una donación puntual!



www.greenpeace.es